APC.org > ICT policy > LAC > Information
 
 GO >> | Site map | Contact us
All themes
-- Todos los temas --
Acceso
Ancho de banda e infraestructura
Capacitación y educación
Censura
Ciencia y tecnología
CMSI y seguimiento
Comercio electrónico
Contenido y lengua
Derechos de comunicación
Estrategias nacionales de TIC
Género
Gobernanza de internet
Gobierno electrónico
Legislación y regulación
Libertad de expresión
Medios
Propiedad intelectual
Seguridad y privacidad
Software
Telecomunicaciones
TIC para el desarrollo
 HOME 
 NEWS 
 INFORMATION 
 STATISTICS 
 EVENTS 
 ORGANISATIONS 
 

Information > Internacional

GISW - Informes nacionales: Introducción

06/11/2007 (Global Information Society Watch (GISW)) -- Pero estos informes muestran que, a pesar de las diferencias, existen algunas similitudes sorprendentes en lo que se refiere a TIC para el desarrollo. En lo inmediato, y dejando a España de lado, se trata de países “en desarrollo” con una “brecha digital” evidente que afecta negativamente a la mayoría de la población. En India, solo algunas partes del país se están beneficiando del crecimiento quizá sin precedentes que registra el sector de las TIC. Y, como dice RITS, la ausencia de un marco político orientado hacia las personas hace que Brasil corra el riesgo de “condenar” a la gran mayoría de la gente a la “desconexión eterna”.

Lo que también comparten todos estos países es su rápida incorporación a una sociedad mundial de la información conducida por una miríada de factores interrelacionados y, a menudo, competitivos entre sí. Alternatives (RDC) demuestra que incluso los países arrasados por la guerra constituyen mercados potenciales para las multinacionales. Brasil, entre otros países latinoamericanos, sugiere que los mercados que se abren a la competencia internacional (el “factor político”) no actúan necesariamente a favor de los intereses del país.

Una conclusión posible de estos informes es que la liberalización puede tener un costo muy alto, no se trata simplemente del bien que parece en primera instancia.

Los informes señalan varios otros puntos en común entre los países representados que pueden considerarse típicos del ambiente de desarrollo de políticas de TIC en buena parte del mundo en desarrollo.

1. Ausencia de una visión clara de TIC Muchos países carecen de una visión clara de TIC para su futuro

Eso puede ser un obstáculo contra cualquier intento de forjar un enfoque amplio sobre el desarrollo de una infraestructura (como es construir una estructura central de banda ancha en un país) o el desarrollo de un marco regulatorio coherente para gobernar los mercados con eficiencia.

La ausencia de una visión clara tiene un impacto directo sobre temas de TIC que suelen percibirse como poco importantes – como la lengua, el género, los contenidos locales, los derechos de los/as ciudadanos/as y el apoyo a las personas con capacidades diferentes. Esos temas, como dice Pangea (España), “son difíciles de medir” pero deberían formar parte desde el principio de cualquier estrategia de TIC a largo plazo que formule un país. Para RITS, eso no es un mero accidente, pero empieza con la aceptación de que “los gastos en políticas públicas para grabar a las TIC por el desarrollo humano no son costos, sino inversiones esenciales.”

2. Falta de capacidad, conocimiento y conciencia en el gobierno y en la sociedad civil

Un factor habilitante es la falta de capacidad institucional de un país (ya sea de la sociedad civil, el gobierno o, incluso, el sector privado). Nodo TAU (Argentina) cree que las organizaciones de la sociedad civil tienen una mayor conciencia, un conocimiento y una perspectiva más sofisticada de las TIC que el gobierno, pero carece de la necesaria coordinación para generar un impacto significativo sobre el desarrollo político. Según Bytes for All, Pakistán muestra una “grave falta de capacidad” en un rango de temas que deben ser atendidos para tener un impacto sobre las desigualdades en el acceso a las TIC. Alternatives descubrió que el (mal) manejo reciente de los requisitos de ICANN en la RDC constituye una evidencia de la falta de capacidad del gobierno y el organismo operador a nivel nacional para cubrir importantes recursos nacionales de TIC.

Para ciertos países, como Sudáfrica, la participación de la sociedad civil en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) fue errática debido, en muchos casos, a la falta de conciencia de los/as activistas en relación a la importancia que tienen las TIC y el ambiente de TIC para su trabajo. WOUGNET descubrió que, si bien existía la voluntad política en Uganda, también hay una gran falta de conciencia de las ventajas de las TIC, además de escasa capacitación en el área. Dada la falta de capacidad, de conciencia y de conocimiento, la capacidad de actuar es nula.

3. Un entorno legislativo y regulador inestable

La ausencia en un país de una visión coherente de TIC significa inevitablemente un entorno de políticas de TIC fortuitas. El informe muestra que se puede apoyar el desarrollo de un ambiente legislativo y regulador mediante acuerdos regionales. Si bien hay quienes sostienen que la CMSI catalizó un mayor interés en el desarrollo de políticas de TIC a nivel nacional (y generó un nuevo interés por parte de la sociedad civil), otros acuerdos regionales como el Plan de Acción Regional para la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe (eLAC2007) también han tenido un impacto positivo en el desarrollo de políticas.

Sin embargo, el impacto de estos procesos regionales depende del grado de interés de los países afectados. Si bien se cree que parte de la fuerza unificadora de la CMSI fue el impulso “moral” sobre el que se basó la cumbre (gobiernos que no formaban parte de la misma se unieron al proceso, otros que al principio no quisieron incluir a la sociedad civil, reconocieron el valor del enfoque multisectorial, etc), también se puede decir que un plan regional como la New Partnership for Africa’s Development (NEPAD – Nueva alianza para el desarrollo de Africa) carece de la presencia necesaria para guiar y conducir el desarrollo de TIC en Africa. Sin duda, hay lugares como Uganda donde los actores de la sociedad civil parecen haberse aliado en pos del Plan de Acción de la CMSI y no a favor de la visión de NEPAD sobre el desarrollo de las TIC.

En cambio, para Rumania, Croacia y Bulgaria, los requisitos de ingreso a la Unión Europea han sido mucho más importantes que cualquier otro compromiso que hubieran adquirido en la CMSI.

Un vacío político significa una implementación fragmentaria. A pesar del florecimiento del sector de las TIC, India no cuenta con un organismo independiente para todas los sectores de las políticas TIC. En Colombia, la cooperación entre los programas de TIC del gobierno es casi inexistente, a pesar de los intentos oficiales de establecer una singergia en sus esfuerzos de implementación. El gobierno de Kenya careció en el pasado de voluntad política y de liderazgo, lo que se refleja en la ausencia de una política nacional de TIC (hasta hace poco) y en la mala coordinación entre los las oficinas gubernamentales.

En los casos en que se ha desarrollado un marco político, suele carecer de una perspectiva del desarrollo. Colombia, por ejemplo, no tiene una legislación de telecomunicaciones que garantice el acceso a la sociedad de la información para todos los/as ciudadanos/as. El Informe sobre la Sociedad de la Información de Ecuador constituye una gran esperanza para los/as activistas de la sociedad civil del país. Según el Monitor de políticas TIC en América Latina y el Caribe, de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC), dicho informe fue desarrollado de manera inclusiva, democrática y transparente, y refleja la diversidad de enfoques de los diferentes sectores existentes en el país. A pesar de ello, aún falta una “perspectiva estratégica y común del desarrollo”, además de mecanismos que aseguren que la participación suceda en “condiciones de igualdad”.

Según LaNeta, las políticas TIC en México constituyen un incentivo para los negocios –e incluso ayudan a fortalecer monopolios- a expensas de las necesidades de los/as ciudadanos/as. En lugar de adoptar un enfoque centrado en las personas, el Estado “remató las riquezas del país sin tener en cuenta a las diversas comunidades”.

El proceso de privatización de Brasil no tuvo en cuenta los cambios mundiales en el paisaje de las TIC y es posible que haya servido para incrementar las prácticas monopólicas dentro del país. Incluso las TIC directamente relacionadas con la seguridad nacional dependen de conexiones satelitales comerciales operadas por empresas multinacionales.

En estos trabajos se sugiere que hay que dar los pasos necesarios para lograr el acceso universal, porque rara vez se le puede confiar esta tarea solamente a las fuerzas del mercado. Según IT for Change, la industria de TIC en India no ha mejorado la mala distribución de los recursos de TIC entre los diversos grupos sociales y lingüísticos, ni en las distintas clases sociales y regiones geográficas. La incapacidad para desarrollar una política que responda a estas inquietudes ha generado una situación en la que algunos/as disfrutan de servicios de TIC de “primer mundo”, pero la mayoría “subsiste” con escaso o ningún acceso a las TIC. Y sigue siendo un problema el acceso de las mujeres y las personas con capacidades diferentes.

Los informes muestran que los cambios de gobierno suelen ayudar a crear un espacio político fragmentado, a pesar de que también le brindan la oportunidad de cabildeo a muchos/as. En términos de ZaMirNet (Croacia): “Las estrategias nacionales no están bien coordinadas y los documentos estratégicos suelen ir a la basura con cada cambio de gobierno”.

Desarrollar y mantener una visión clara y centrada en la gente, no siempre es fácil. La sociedad civil de Sudáfrica tiene una vibrante historia de compromiso con el desarrollo social y político, pero suele ser criticada por su falta de coherencia política. Según Link Centre, lo más cerca que se ha estado de crear un marco nacional de políticas TIC ha sido en un documento de hace 10 años, el Informe sobre políticas de telecomunicaciones, en 1996.

4. Una relación inmadura entre la sociedad civil, el sector comercial y el Estado

Pangea señala que una condición necesaria para que los/as ciudadanos/as se sientan parte de la “construcción” de la sociedad de la información es su “participación como sujetos” y no “como meros objetos de las medidas del desarrollo”. Resulta extraño lanzar una iniciativa de gobierno electrónico a fin de acercar a la gente a la administración de turno, y no generar los mecanismos para una correcta participación de la sociedad civil (o el sector privado) en el desarrollo de políticas, o en la creación de infraestructura.

KICTANet (Kenya) muestra que es posible establecer una relación activa y constructiva entre el gobierno, la sociedad civil y el sector privado, pero en varias ocasiones, la relación es desequilibrada o inmadura. Tanto en Rumania como en India, la falta de participación de la sociedad civil implica la prevalencia de una perspectiva política tecnocrática o industrial. Y el precio de ello es que los derechos de género y el software libre han quedado excluidos del discurso público sobre TIC, según las investigaciones de StrawberryNet (Rumania). Por su parte, ZaMirNet ha descubierto que “la mayoría de los/as ciudadanos/as quedan reducidos al rol de meros consumidores de servicios de telecomunicaciones”.

Colnodo (Colombia) opina que una visión estratégica fragmentaria de las TIC, que lleva a una “desconexión” entre los organismos de gobierno, dificulta la participación de la sociedad civil en el Estado. Al mismo tiempo, falta transparencia en un país que vive una situación de post guerra, como Bosnia y Herzegovina. A pesar de haber participado en la CMSI, los resultados han sido “invisibles” para la población en general.

El Monitor de políticas TIC en América Latina y el Caribe sostiene que la CMSI fue clave para convencer al gobierno de Ecuador sobre las posibilidades que implicaría la participación multisectorial en el sector político, pero no sucedió lo mismo en todos los países. La sociedad civil y el sector privado no existieron en la participación de Pakistán en la CMSI y el resultado así lo muestra: se dice que el país es “una tumba de numerosos proyectos que fracasaron” y que el gobierno “parece decidido a implementar… por su cuenta”.

ArabDev sostiene que Egipto carece de foros de consulta pública y de mecanismos que aseguren la participación en el desarrollo de las políticas TIC. Las vías para oponerse a las decisiones regulatorias son poco claras. Si bien se han abierto “espacios importantes” en Perú, aún deben volverse más inclusivos para no seguir relegando a los/as ciudadanos/as al rol de “espectadores/as y no protagonistas”. Nigeria está “privada… de consultas y debates públicos fuertes, muy necesarios”. Hace muy poco tiempo que la presencia de la sociedad civil se empezó a hacer palpable.

Según las necesidades, están empezando a surgir espacios alternativos en la sociedad civil. En Bangladesh, “las organizaciones de la sociedad civil están trabajando en red y agrupándose para tener una sola voz ante los/as responsables de tomar decisiones”. En Brasil, es raro que la sociedad civil sea invitada a participar en los procesos políticos. Sin embargo, el Taller nacional de inclusión digital que se realiza todos los años desde 2002, es un foro donde se puede articular una política de TIC “centrada en los seres humanos”.

5. La responsabilidad de la sociedad civil

“No podemos resignarnos a aceptar las limitaciones de los países subdesarrollados”, sostiene RITS. “Tenemos diferentes niveles de recursos disponibles en comparación con los países industrializados, nuestra capacidad de estar mejor es indiscutible”.

La sociedad civil, como nos recuerda la Fundación de Medios Alternativos (FMA, Filipinas), es oportunista en el mejor sentido de la palabra. La CMSI tuvo un impacto positivo en el “ecosistema” político del país y las organizaciones de la sociedad civil aprovecharon los procesos de la cumbre para “proponer enfoques multisectoriales a nivel local”.

Estos informes muestran que las principales áreas de interés para la sociedad civil son, entre otras, el software libre, las cuestiones de género, el acceso rural, la propiedad intelectual, la traducción a lenguas locales, los contenidos locales y el acceso comunitario a las TIC y los medios. Cada uno de estos asuntos requiere un conocimiento específico, pericia y estrategias de participación, y todo ello con implicaciones regionales, en general. Las experiencias realizadas en Argentina y en Kenya, entre otros países, muestran que la sociedad civil necesita metas claras y estrategias específicas para causar impacto en los procesos políticos y “promover una legislación que abra el camino”, según Nodo TAU.

Pero incluso si se aprueba una legislación así, Colnodo piensa que siguen en la nebulosa ciertos temas importantes, como la promoción de una perspectiva de género. Los tres programas de TIC de Colombia carecen de políticas de acción que favorezcan a los grupos vulnerables, como las mujeres, los y las jóvenes, los/as ancianos/as y las minorías étnicas. Se trata de áreas de intervención específica para la sociedad civil.

Según en Monitor de políticas TIC en América Latina y el Caribe, la sociedad civil puede asumir un rol de supervisión regional, además de mejorar su capacidad de participación directa. Debe trabajar a favor de políticas que sean independientes del gobierno de turno. Dichas políticas, en palabras de RITS, deberían ser “a prueba de futuro”.

TIC.pe (Peru) plantea varias preguntas para los actores no gubernamentales: ¿Cuál es nuestra responsabilidad?, es la primera. ¿Cómo podemos pasar de la reflexión a la acción directa?, es la siguiente. La sociedad de la información es un recurso mundial, que llama a “profundizar el diálogo político”, a fin de salvaguardarla para las generaciones futuras.

6. Una herramienta para propiciar el cambio

Los/as 22 autores/as de los informes del GISW de este año fueron alentados a desarrollar su trabajo en sintonía con el cabildeo que realizan. Si bien se les dieron lineamientos, los enfoques fueron divergentes, en muchos casos. Bytes for All (Bangladesh), por ejemplo, creó un “documento vivo y colaborativo” y hasta lo publicó en forma de wiki. IT for Change entrevistó a interesados clave de la sociedad civil para dar a conocer la “voz” de la sociedad. Pangea eligió trabajar con la base de datos de la CMSI y preguntar: ¿dice algo útil? El informe de FMA refleja la perspectiva de “activistas en acción”.

Para algunos/as colaboradores/as, esta fue la primera oportunidad que tuvieron para desarrollar un estudio del entorno de TIC en su país –y de articular modalidades de participación para la sociedad civil. El proceso de escritura del informe les mostró nuevas maneras de ver las cosas. Para otros, el activismo en políticas TIC ha constituido la principal área de cabildeo.

La mayoría de los/as colaboradores/as sabían que el informe del GISW será una publicación anual. Los próximos se basarán en el que se publica ahora y servirá para aclarar lo que se haya empezado a desarrollar.

Estos informes se presentan durante procesos mundiales de gran importancia, como la CMSI, y con el advenimiento de otros, tales como el Foro de Gobernanza de Internet. Esperamos que muestren una perspectiva que quienes trabajan en el escenario político de TIC a nivel local, regional y mundial puedan considerar propia, que ofrezcan la posibilidad de profundizar la comprensión y que constituyan una herramienta para propiciar el cambio.

Date: 06/11/2007
Location: Internacional
Theme: Estrategias nacionales de TIC, CMSI y seguimiento
Source: Global Information Society Watch (GISW)
Contact: Alan Finlay

Comments
All countries
-- All countries --
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Costa Rica
Cuba
Ecuador
El Salvador
Guatemala
Honduras
México
Nicaragua
Panamá
Paraguay
Perú
R. Dominicana
Uruguay
Venezuela
ALC
Internacional
Este sitio fue actualizado por última vez en marzo del 2010 y esta disponible solamente a efectos de archivo histórico.
Para información sobre las iniciativas actuales, visite el sitio de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones

Creative Commons: Some Rights Reserved
Ciertos derechos reservados

Monitor de Políticas TIC en América Latina y el Caribe (ALC) de la
Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC) desde 2001

Apoyado por HIVOS