APC.org > ICT policy > LAC > Information
 
 GO >> | Site map | Contact us
All themes
-- Todos los temas --
Acceso
Ancho de banda e infraestructura
Capacitación y educación
Censura
Ciencia y tecnología
CMSI y seguimiento
Comercio electrónico
Contenido y lengua
Derechos de comunicación
Estrategias nacionales de TIC
Género
Gobernanza de internet
Gobierno electrónico
Legislación y regulación
Libertad de expresión
Medios
Propiedad intelectual
Seguridad y privacidad
Software
Telecomunicaciones
TIC para el desarrollo
 HOME 
 NEWS 
 INFORMATION 
 STATISTICS 
 EVENTS 
 ORGANISATIONS 
 

Information > Gobernanza de internet

"Entender que está en nosotros hacerlo" - Entrevista a Sebastián Bellagamba

12/27/2007 (Monitor de Políticas TIC en América Latina y el Caribe de APC) --
En la segunda edición del Foro de gobernanza de internet, Pablo Accuosto (corresponsal especial para APC), tuvo la posibilidad de entrevistar a Sebastián Bellagamba (Manager Regional para América Latina y el Caribe de la Internet Society). Recomendamos la lectura completa de esta entrevista.


Pablo Accuosto: Me gustaría charlar un poco sobre los costos de interconexión internacional y las alternativas que ves en la región para este tema…


Sebastián Bellagamba:
El tema de los costos de interconexión es un tema bastante complicado y que además incorpora una cantidad de discusiones que tienden a la falacia - enunciados que están muy bien pero que después no se dan en la práctica. Por ejemplo, cuando decís: “nosotros estamos pagando el 100% del circuito en vez de pagar el 50%”. En la realidad del mercado, si conseguís un acuerdo y ponés regulaciones internacionales para que pagues el 50%, te van a duplicar el precio, con lo cual vas a estar en la misma situación. Me parece que hay que buscar soluciones desde adentro, en vez de entender que los demás son los responsables. Y esto tiene que ver, sobretodo, con entender que solamente discutís conexión entre pares cuando sos un par. Cuando no lo sos no discutís conexiones entre pares. Nosotros pagamos todo el circuito porque no somos pares de aquellos a los que les compramos. Desde mi punto de vista, no hay una cuestión imperialista en el medio. Simplemente, que no somos pares. Es un tema económico, no una cuestión de dominación. Me parece que hay que desideologizar muchas cosas (y poner la ideología donde corresponde, pero no donde no). Me parece que, simplemente, hay estrategias que nosotros podemos tomar para, por lo menos, acercarnos a ese nivel de paridad en el cual podemos discutir las relaciones económicas de una manera diferente. En realidad el problema tampoco es tan “macro”. El problema es la falta de una agregación de micro-problemas que no hemos solucionado. Si solucionáramos algunos micro-problemas y vamos agregando esas micro-soluciones que vamos obteniendo, vamos a obtener la solución “macro” para los grandes problemas de interconexión. Por ejemplo, partiendo desde el gran problema de interconexión regional y desagregándolo hasta el problema del contenido local. En última instancia, el tema es ese: ¿Por qué nos preocupan tanto los enlaces internacionales? Porque vamos a ver el contenido afuera. Y lo peor de todo es que mucho del contenido que vamos a ver afuera es contenido nuestro, es contenido que producimos los latinos pero que tenemos hosteados en redes de los Estados Unidos. Entonces, si no nos damos estrategias primero para traer ese contenido y ponerlo en nuestra propia región, mal podemos quejarnos de que están abusando de nuestro dinero. Si nosotros somos los que decidimos ponernos en sus redes ¿cómo no les vamos a pagar para acceder?

PA: Esto lleva también al tema de generación de contenidos - si generás contenido suficientemente atractivo para gente fuera de la región también generas un interés…

SB: Exactamente. Ahí es donde vas a conseguir la paridad. Si conseguís además que las otras redes, de otras regiones, vengan a buscar contenido a la tuya, ahí es donde te sentás como par. Entonces, me parece que, en vez de quejarnos del maltrato que el hemisferio norte tiene para con nosotros, deberíamos buscar estrategias que nos podrían dar resultados en esa relación -que está claro que es injusta e inequitativa, pero que, en buena parte, tiene raíz en nuestra falta de soluciones.

Está bien cuando uno va a estos foros internacionales, mostrar que somos una región subdesarrollada y que tratemos de conseguir algunos beneficios. Pero también me parece mucho más sensato ir con soluciones que con reclamos.

PA: Si, sobre todo cuando hay regiones que tienen mucho más para pedir…

SB: No solo eso, además saben hacerlo mucho mejor que nosotros. Y tienen mucho sustento, también… la verdad que en muchas regiones de África están mucho peor que nosotros y hay que ser solidarios con ellos también. Pero además tienen una forma de encarar el problema mucho más eficiente que la nuestra.

A mi me parece que hay cosas que nosotros podemos hacer. Que no nos hemos dado las estrategias para solucionar los problemas que tenemos nosotros y que son solucionables desde adentro de nuestra región.

PA: Ahora, el tema es: ¿cómo? ¿cuál es el marco, cuál es el espacio para empezar a generar estas soluciones? ¿Cómo ves en ese sentido al proceso del eLAC?


SB: El tema de los puntos de intercambio de tráfico, para ir a algo concreto, no es algo que en ningún lado de Latinoamérica se haya dado desde el Estado. O sea, que no necesariamente tenés que esperar una solución del Estado para esto. Hay mucho que se puede hacer desde el sector privado, desde la sociedad civil. No conozco ningún caso de un punto de intercambio de tráfico en Latinoamérica que haya sido una iniciativa del Estado. Que después el Estado, en algunos casos, haya tomado algún camino de apoyo, o de regulación, puede ser. Pero, originalmente, la iniciativa siempre surgió del sector académico, del sector privado o del tercer sector – o de un conjunto de ellos.

PA: Normalmente los actores no estatales se enfocan en uno o dos problemas. Por ejemplo, la gente que está pensando en los puntos de interconexión, en general, no está pensando también en el tema de contenidos. Entonces, ¿cómo generar un ámbito donde haya una discusión más amplia?

SB: En eLAC hay que seguir participando y hay que seguir tratando de empujar la agenda que consideramos es la agenda correcta para los gobiernos. Me parece que es un canal válido. Pero, según mi perspectiva personal, no hay que esperar milagros de los procesos gubernamentales. Pero me parece bueno que esté, igual. Además, cada día tenemos más canales de diálogo con los gobiernos a través del proceso eLAC – sobre todo, gracias al trabajo de las organizaciones no gubernamentales que estamos trabajando en la región. Con lo cual, el proceso tiene sus aspectos positivos.

PA: A nivel de actores de la región se manejó la idea de generar un ámbito que fuera análogo, de alguna manera, al FGI, a nivel regional - una especie de capítulo latinoamericano del FGI. ¿Te parece viable?

SB: Es viable. Hay instancias. A mi me gusta mucho el formato que están tomando los eventos LACNIC, por ejemplo, que son eventos mucho más abarcativos que un evento nada más que sobre las direcciones IP. Creo que es una plataforma que podríamos estudiar para confluir todos. Hay también una cuestión de recursos: algunas organizaciones tenemos fondos para poder financiar viajes de nuestra gente alrededor de la región, pero no podemos por eso considerar que todos los demás pueden aguantar ese ritmo. Entonces, me parece más sensato que tratemos de minimizar los gastos al mínimo posible. Entonces, quizás, es posible pensar en hacer confluir esta iniciativa con algunos eventos que ya existen y a los que mucha gente ya asiste por defecto. Hay formas. Me parece que hay que ser un poco modestos y tratar de buscar las soluciones. Nosotros tenemos la experiencia, en toda la región, de atar las cosas con alambre. No digo que nos haya ido bien con eso, pero hemos sobrevivido gracias a eso. Quizás sería más inteligente no atarlo con alambre y tener una perspectiva de largo plazo, tener una estrategia de región y dejarnos de atar con alambre lo coyuntural y dedicarnos de una vez por todas a lo estructural. Pero bueno, en la medida en que lo que tenemos es el alambre a mano, me parece que hay que ir con proyectos concretos, con soluciones concretas a todos los foros que vayamos.

La cuestión de los puntos de intercambio de tráfico y el contenido local es un círculo vicioso claramente: como no tenés buena interconexión local, no pones tu contenido y como no hay mucho contenido no hay ningún incentivo para los puntos de intercambio. Hay que ver cómo romper ese el círculo. Muchos países lo han hecho. No me acuerdo ahora de memoria, pero hay 10 puntos de intercambio de tráfico en Latinoamérica. Con lo cual, alguna fórmula para romper ese círculo vicioso existe. El que más conozco es el caso argentino, por haber estado involucrado con el nacimiento del punto de intercambio de tráfico en la Argentina. No creo que la fórmula que nosotros usamos en Argentina sea la universal, cada país tiene sus realidades particulares. Pero si se piensan las alternativas en cada país, tiene que haber alguna forma de romper el círculo vicioso. Una vez que rompiste eso empieza a generarse todo un cambio. Por ejemplo, en Argentina, siendo un país hispanoparlante y existiendo un montón de contenido hispano alrededor del mundo, hoy tenemos el 40% de tráfico local. Podría ser más, sí. Pero tenemos el 40% del tráfico que se queda dentro del país, por lo que el tema de los costos de interconexión internacional nos afecta nada más que en un 60%, no está mal. Hablo de Argentina porque es el caso que más conozco y no porque lo quiera poner de ejemplo.

PA: Y, en Argentina, ¿el tráfico local a dónde se dirige?

SB: Lo que pasa que cuando rompés el círculo vicioso se transforma en virtuoso. En Argentina hay iniciativas fuertes de e-goverment, por ejemplo. Casi todas las transacciones fiscales en Argentina se realizan hoy a través de Internet. Hemos implementado facturas electrónicas con un sistema que funciona bastante bien. El home banking ha tenido un desarrollo importante y los periódicos en línea han tenido un desarrollo importante, también. Ha aparecido una cantidad de otros contenidos. El e-learning ha tenido un desarrollo importante: hoy en Argentina existen varias opciones para obtener títulos de grado cursando por Internet, por ejemplo. No digo que sea directamente gracias a que hay un punto de intercambio de tráfico que existen... o que es condición necesaria que exista un punto de intercambio tráfico para que surjan todas estas iniciativas. Es la interacción entre las dos cosas. Pero a mi me parece que hay cosas que se despertaron y que se pueden hacer que no se podrían hacer si no hubiera un punto de intercambio de tráfico. Y, de vuelta, es absolutamente dialéctico, si no hubiera contenido no habría un punto de intercambio de tráfico.

En cada país hay que ver cómo es la estructura comercial del acceso a Internet, también. El caso de Uruguay es claramente distinto, con una porción importante del tráfico en las redes de ANTEL, por ejemplo. Por eso digo que hay que buscarle la vuelta en cada país, de acuerdo a cada una de las situaciones. La verdad es que, además, ni siquiera los que estamos trabajando regionalmente somos los más indicados para proponer las soluciones, porque estamos sesgados. Me parece que la solución, en realidad, tiene que surgir de los actores locales. Lo que se puede compartir es “Ok. Yo conozco dos o tres casos que son diferentes. Éste fue para este lado, éste fue para el otro”. Tratar de dar algunas pistas para ver si su curva de aprendizaje puede ser más rápida. Pero me parece que no hay soluciones mágicas y menos soluciones extrapolables. Pero seguro que soluciones debe haber.

PA: Volviendo un poco el tema del FGI en sí. ¿Tenés una primera evaluación? ¿Cómo lo ves perfilándose como espacio político?

SB: Bueno, primero es una cuestión de expectativa. Me parece que primero tenés que plantearte cuáles eran tus expectativas. Para mí lo mejor que tiene este foro es que sea un foro y nada más que un foro. Un foro en el sentido más estricto de la palabra: vamos, venimos, compartimos experiencias, compartimos mejores prácticas. No hay nada resolutivo. Para un espectador del foro puede parecer que pierde trascendencia no tener documentos resolutivos que emanen del foro. A mi me parece un activo absoluto. Porque eso nos permite a las organizaciones no gubernamentales poder discutir, charlar, en pie de igualdad con gobiernos - lo cual me parece que nos enriquece a ambos. Si sos más o menos listo y tenés los oídos abiertos, la verdad es que cuando los gobiernos hablan, aprendés. O sea: no hay que cerrarle los oídos tampoco a los gobiernos. Y espero que los gobiernos estén aprendiendo también de lo que hacemos nosotros. Eso me parece que es importante.

Yo no estuve en Atenas pero, por lo que sé, este evento es menos efervescente que lo que fue el de Atenas. Todavía no lo tengo claro, pero me parece que nos va a llevar un par de días entender por qué es esto. Si el hecho de que el evento sea más tranquilo, menos convulsionado, menos conflictivo, es bueno o es malo. Podría parecer malo si fuera por apatía, porque la gente está perdiendo interés. Pero también puede ser que es menos efervescente porque es más maduro -como una relación sentimental, cuando madura y deja de tener la efervescencia que tenía al principio, pero es una relación muy linda, también: es diferente, no es mejor ni peor. En principio te diría que me inclino por la segunda opción, por la madurez. Les he preguntado a varios que opinaban de esta dicotomía y me han contestado que más bien parece que va por el lado de la madurez que por el tema de la apatía. Esperemos que sea así. E insisto en lo que te decía hace un rato, como latinoamericanos lo que tenemos que dejar de hacer es venir a llorar. Hay que venir con propuestas: ¿sabés que necesito para dar vuelta la tortilla en mi región, o en mi país, o en mi ciudad o en mi barrio? Yo necesito esto.

PA: ¿Y te parece que hay ámbitos en el FGI como para presentar propuestas, realmente?


SB: Si... No creo que la acepten acá, pero es el ámbito para negociar la propuesta. Si instalás en la discusión que tenés una solución para los problemas, va a ser muy diferente cuando vayas efectivamente a la mesa donde la puedas negociar. No digo que vengas acá a llevarte la respuesta de la propuesta que presentaste, pero sí tenés que venir con propuestas concretas, a proponer soluciones. Porque llega un punto en el que saturás a la otra persona con reproches. Se torna en no-positivo. El otro deja de escuchar y listo. Pero si tenés una solución, por ahí es una solución que al otro no le cuesta mucho implementarla y la conseguís.

PA:Y, ¿en cuánto al formato? ¿Qué te parece? Por ejemplo, una de las críticas que surgió el año pasado fue sobre el formato de los paneles centrales, donde es muy difícil profundizar en los temas…

SB: Ahí ves a las Naciones Unidas en su máximo esplendor. La recomendación fue que bajaran la cantidad de expositores y la duplicaron. LA recomendación que salió de Atenas, que se leía en todos lados era: “no pongan tantos expositores menos de tres minutos”. Yo hice un par de exposiciones de tres minutos, cuatro minutos, dos slides, un slide. No creo que se pueda tener la debida profundidad de un tema como el manejo de los ccTLDs en América Latina en dos slides y tres minutos para hablar…

PA: Habría que pensar en mejorar el formato para futuras ediciones, entonces….

SB: Creo que sí. Hay que seguir aprendiendo. Lo que no se le puede pedir es la perfección. Es un formato absolutamente nuevo y mucha gente que está trabajando en darle forma es gente con buena cabeza y buena voluntad. Es la primera vez que se hace una cosa de este estilo en el mundo. La verdad es que estamos haciendo historia en cuanto a formato de relación entre la sociedad civil y los Estados. No se le puede pedir la perfección ni al primero ni al segundo. Lo importante, me parece, es ir aprendiendo. Lo que veo mal es que si llegamos a un consenso no se tenga en cuenta - como lo de la cantidad de expositores. Pero que no sea perfecto no me preocupa. Sigamos trabajando y consigamos la perfección después.

PA: ¿No te parece que existe un desafío también en cuanto al nivel de involucramiento de los gobiernos, su participación en las coaliciones dinámicas?

SB:
Si nosotros hacemos nuestros deberes los gobiernos no van a poder no engancharse, porque si nosotros nos enganchamos efectivamente en un foro que, por lo menos en el título, involucra a los gobiernos y le ponemos pasión, van a tener que acompañar si o si. Entonces, insito en la lectura de que no me importa lo que haga el otro. Si nosotros hacemos bien lo nuestro, vamos a ir para adelante. El peso de la prueba está en nuestros hombros. Me parece que es lo más importante: entender que está en nosotros hacerlo. Creo que hay que ir por ese camino. Los demás se van a tener que ir acostumbrando.

Date: 12/27/2007
Location: Internacional
Theme: TIC para el desarrollo, Gobernanza de internet
Source: Monitor de Políticas TIC en América Latina y el Caribe de APC

Comments
All countries
-- All countries --
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Costa Rica
Cuba
Ecuador
El Salvador
Guatemala
Honduras
México
Nicaragua
Panamá
Paraguay
Perú
R. Dominicana
Uruguay
Venezuela
ALC
Internacional
Este sitio fue actualizado por última vez en marzo del 2010 y esta disponible solamente a efectos de archivo histórico.
Para información sobre las iniciativas actuales, visite el sitio de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones

Creative Commons: Some Rights Reserved
Ciertos derechos reservados

Monitor de Políticas TIC en América Latina y el Caribe (ALC) de la
Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC) desde 2001

Apoyado por HIVOS